Verdades y mentiras sobre la masturbación

La masturbación es una práctica que han llevado a cabo mujeres y hombres desde tiempo inmemoriales, aunque, hace algunas décadas, las autoridades intentaban convencernos de lo contrario. Que se trataba de una práctica endemoniada o castigada por Dios.

Nada de esto es cierto. De hecho, masturbarse es una práctica muy sana que nos ayuda a relajarnos y a conocer mejor nuestro cuerpo. Y podemos contar, también, con la ayuda de putas de lujo en Barcelona o en otros lugares para disfrutar de esta práctica en compañía.

A continuación, veremos algunas verdades y mentiras que han acompañado siempre a la masturbación.

Es malo para la salud

¿Has oído alguna vez que, antiguamente, se les decía a los niños y jóvenes que, si se masturbaban, les saldría pelo en la palma de las manos o que se quedarían ciegos? También se les decía que podían quedar estériles, que producía acné y que podía llegar a deformar el pene.

Por supuesto, todo esto es mentira. Tan sólo puede suponer una preocupación si se convierte en algo compulsivo, dado que, en ese caso, responderá a un malestar o una gran angustia que lleva a una pérdida de control. Esto puede tener repercusiones a nivel social y personal. En estos casos, conviene acudir a una clínica especializada en casos de adicciones.

Favorece la eyaculación precoz

Depende. No necesariamente. Sin embargo, si el hombre ha cogido la costumbre de masturbarse muy rápido por miedo a ser pillado in fraganti y alcanza el placer en muy poco tiempo, es posible que el cuerpo se acostumbre a repetir este patrón, también, durante la penetración.

Si, por el contrario, se masturba con más tranquilidad, dándose tiempo a conocer su cuerpo, la masturbación le ayudará a comprender sus necesidades físicas y a controlarse, por lo que podrá, también, retrasar el umbral de la penetración.

Masturbarse teniendo pareja es sinónimo de carencia

¡Falso! La masturbación nos ayuda a segregar endorfinas que nos ayudan a relajarnos, a alejar el estrés e, incluso, a dormir mejor. Es posible que no tengamos a nuestra pareja cerca en un momento en el que sintamos la necesidad del sexo, o, simplemente, puede ser que deseemos pasar un momento íntimo y privado para nosotros mismos. También es importante cuidar de nuestra propia intimidad y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo, por lo que tenemos todo el derecho y la libertad de masturbarnos, tengamos pareja o no.

Sólo se masturban los solteros

Falso. Los solteros también acuden a profesionales. Ahora es tan fácil como escribir en el buscador “escorts Bcn” y acudir a una buena casa de citas en la que te asegurarán quedar satisfecho.

¿Quieres dejarnos tu opinión en los comentarios?

También te puede interesar