Qué esperamos encontrar en una escort

escort

No sé si has estado alguna vez con una escort, pero se trata de un servicio cuya demanda se encuentra en alza. Sólo hay que ver cómo han subido las búsquedas de “putas Valencia” en Internet. Y digo Valencia, porque de allí soy y me resulta curioso encontrarme con este tipo de datos. Curioso, pero no raro.

Una escort no es una prostituta cualquiera. Una escort es una chica que te ofrece mucho más que placer y sexo. Es una auténtica profesional en todo lo que está relacionado con el servicio de compañía: conversación, modales y, sí, también, sexo.

Discreción

Una buena escort podrá acompañarte a cualquier evento social o cita en público sin levantar sospechas acerca de su profesión. Aunque no dudes que será el centro de todas las miradas. Bella, que domina cualquier conversación, con datos de interés que aportar sobre cada tema… Podrás tener una cena con ella mientras charláis sobre cualquier asunto de calidad y, además, también se trata de una buena opción como acompañante a cenas de negocios.

Que domine el arte de la conversación

Como decimos, las buenas escorts son, también, buenas conversadoras. Mantendrán el interés del tema de manera constante. Sin embargo, cuando alguien busca “escort Valencia” en Google, no está buscando una señorita de compañía que le dé lecciones sobre física cuántica. Y tampoco es lo que tratamos de decir. El punto clave, aquí, es que una buena escort se interesará por la conversación y sabrá llevarla correctamente, desde un punto de vista cordial y educado, siempre, con elegancia.

Con buenas cualidades en la cama

Mentiríamos si dijéramos que no queremos una escort que se maneje bien entre las sábanas. Que nos sepa hacer gozar de las maravillas del sexo bajo sus buenas artes. Que nos enseñe todo lo que sabe hacer y lo que guarda para nosotros.

Por supuesto, en una señorita de compañía, buscamos un físico cuidado, que nos ponga a cien enseguida. Una chica, o mujer, que se cuide y que nos haga gozar lo impensable.

Que cumplan nuestras fantasías

Las escorts son personas abiertas de mente y que ofrecen una serie de servicios que no son comunes entre todas. Por ejemplo, es posible que una sea especialista en realizar beso blanco, o sexo anal, o sado… Mientras que otra no realice ninguna de esas prácticas, pero sí, la lluvia dorada.

Al fin y al cabo, acudimos a ellas, como profesionales del sexo, para poder dar rienda suelta a nuestra imaginación y disfrutar como no lo hacemos con nadie en la cama.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *