¿Por qué los hombres fingen en la cama?

hombres orgasmos putas barcelona

Probablemente, el tema del que te vamos a hablar hoy no es algo que suela ocurrir con profesionales del sexo, como chicas de compañía y putas Barcelona. Porque, si pagas por sexo y finges el orgasmo… ¿qué sentido tiene?

Cuando un hombre llega al orgasmo, se produce una contracción en los músculos de alrededor del perineo, testículos y pene, hasta que eyacula.

Sin embargo, hay hombres que no consiguen llegar al orgasmo, o que llegan demasiado pronto y prefieren fingir que pueden tener otro seguido para contentar a su pareja.

Habitualmente, se dice que sólo las mujeres fingen los orgasmos. Pero, como te decimos, esto no es cierto. Mujeres y hombres sufren presiones similares. Las razones más habituales por las que los hombres fingen los orgasmos son las siguientes:

Para que su pareja se sienta bien

¿Cómo vas a decirle a tu pareja que no estás sintiendo nada durante el encuentro sexual? Al menos, eso piensan los hombres que fingen por esta razón, cuando, en realidad, es un problema del que se debe hablar.

Porque se sienten presionados

Siempre decimos que los hombres alcanzan el orgasmo mucho más fácilmente que las mujeres. Pero no es así en todos los casos. Al igual que pasa con ellas, muchos hombres sienten placer pero tardan en llegar al orgasmo. Así, cuando ella acaba antes, es posible que él se sienta presionado a fingir que también ha eyaculado.

Por problemas de autoestima

El machismo reinante hoy en día también presiona a los hombres a ser “lo que se espera de ellos”. Y esto es, entre muchas otras cosas y en resumidas cuentas, una máquina sexual. Si no eres capaz de cumplir en la cama, “no eres hombre”, o eso es lo que piensan muchos, erróneamente. Así pues, si está nervioso en el momento del coito, y no es capaz de centrarse en lo que está haciendo… es posible que termine decidiendo que fingir es la mejor manera de salir de esa situación.

Estas situaciones se deben superar mejorando la comunicación con la pareja y teniendo la madurez suficiente para afrontar problemas sexuales y de autoestima.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *