Mitos de la masturbación femenina

mitos masturbacion

La sociedad patriarcal en la que vivimos no solo ha desarrollado a lo largo de la Historia determinados tabúes en torno al sexo, sino que también ha escondido la sexualidad de la mujer hasta tal punto de resultar “sucia” cualquier práctica de satisfacción femenina, y mucho menos si se trata de autosatisfacción.

En este sentido, la revolución sexual de las últimas décadas ha buscado quitar el velo a la sexualidad femenina para realzarla como algo natural y ponerla al mismo nivel que la sexualidad masculina, mucho más aceptada e integrada en la conciencia de la sociedad actual.

De hecho, hoy en día podemos encontrar blogs específicos de sexualidad como esta página de masajistas eróticas Barcelona donde chicas hablan sin tabúes de emociones, sensaciones, erotismo y sexualidad.

Tal es así que uno de los temas que más se tratan es la masturbación. Las mujeres, como especie humana, también se auto-explora para buscar la satisfaccion sexual. Sin embargo, en torno a este acto han surgido una serie de mitos que buscan ensuciar una de las actividades más naturales para el ser humano. Veamos algunos de ellos.

Los vibradores son adictivos

masturbacionLa mujer puede utilizar para masturbarse tanto sus manos como dildos o vibradores. Pero no, no hay nada adictivo en ellos. Muchas personas, sobre todo hombres, creen que el uso de vibradores hace que la mujer pierda atracción por otros estímulos como relaciones sexuales con su pareja. Para nada es así, de hecho se recomienda integrar los vibradores en las relaciones sexuales para añadir un plus de variedad que rompa la rutina y os estimule a ambos.

La masturbación no casa con el período

Ocurre lo mismo. De hecho, se recomienda que las mujeres se masturben cuando tienen la regla para facilitar la estimulación de su aparato reproductor. Incluso es positivo mantener relaciones sexuales con el período. En caso de que la pareja sea reacia a la penetración por la sangre, siempre podéis optar por la masturbación.

Las mujeres que no se masturban son frígidas

Igual que hay libertad para ejercer la masturbación también hay la misma para no hacerlo. Y no por ello una mujer es más frígida que otra. Puede seguir disfrutando igualmente de las relaciones sexuales o tomar la decisión de no practicar ninguna actividad sexual sin desmerecer nada por ello.

You may also like