Cómo alcanzar la iluminación del Tantra

masajes tantra

El Tanta tiene más de 20.000 años de historia, tal y como avalan diversas investigaciones arqueológicas y antropológicas que hoy podemos encontrar en India. Alcanzó su máximo apogeo en el 8.000 a.c. y después prácticamente desapareció. Cuando India fue invadida, aunque el Tantra fue prohibido y los templos fueron destruidos,  sobrevivió y consiguió llegar hasta nuestros días. En pleno s.XXI, el Tantra resucita; ¿pero sabes en qué consiste? En este artículo vamos a explicarte en qué consiste está interesante corriente.

Entiendo el tantra

Lo primero que tenemos que saber es que el tantra es una práctica mahayana que tiene como meta alcanzar la iluminación permanente (bodhi) y la liberación (moksha) mientras permanezcamos en estado físico. El tantra forma parte de todas las prácticas Sutra que persiguen el camino gradual del lam rim y se basa en la creencia de que la realidad espiritual (lo que conocemos como nirvana) es inherente al reino empírico de la existencia (samsara).

Desde sus inicios, el Tantra se identifica con la percepción de la vida como el resultado de un acto de amor hacia todos los seres vivos que pueblan el universo y a la fertilidad. Su objetivo es sentir las energías que comunican el espacio, el tiempo y la vida. Por esa razón el tantra está íntimamente vinculado con la vivencia de experiencias místicas que van más allá de la materia y de la esencia para alcanzar la unidad conformada por la diosa Shiva y el dios Shatki.

Para los practicantes avanzados que tienen bases sólidas en los principios centrales del budismo, el tantra es un método para alcanzar de manera rápida y eficiente el estado desde el que pueden ser de máximo beneficio a todos los seres: la budeidad.

Pero si no has alcanzado este nivel y aún eres un principiante, no te preocupes. Alcanzar la consciencia tántrica en la vida diaria, el desbloqueo emocional y la liberación de los patrones kármicos también es posible  y para ello podemos recurrir a ciertas técnicas como son:

  • La experiencia de nuestra sexualidad.
  • La meditación profunda.
  • La celebración de ciertos sacramentos.

El tantra y la sexualidad

El tantra está relacionado con el sexo, pero no como lo entendemos hoy en día en Occidente. No se basa en un aspecto tabú ni lujurioso, sino en un flujo de energías que nos permite abrir los chakras Ajna y Sasharara y abrirnos al universo.

Cuando hablamos de sexo tántrico no hablamos del placer de la carne, sino del camino a un nuevo estado de consciencia a través de la adoración al propio cuerpo y del de la pareja para alcanzar la autorrealización personal. Ya sea mediante el masaje yoni o mediante el masaje lingam podemos liberar al moksha, despojándonos del pasado y del futuro y suspendiendo la consciencia durante el momento orgásmico. Es en este momento cuando se alcanza el equilibrio mental que detiene las fluctuaciones de energía que hay en la mente.

Podemos concluir, por tanto, que el acto sexual tántrico es concebido como la unión de dos universos complejos. El hombre y la mujer se conectan entre sí, en todos los planos y cada uno se abre, tanto al universo corporal del otro, como al suyo propio.

 

El Tantra Yoga

 

El Tantra Yoga es otra de las vías que podemos llevar a cabo en nuestra vida diaria para alcanzar la iluminación. Se trata de una rama del Yoga que se centra en las técnicas de control y aprovechamiento de diferentes energías de una forma lúdica y consciente.

Para practicar el Tantra Yoga el automatismo más importante es controlar las alternancias de la respiración por la nariz (pranayama) y por la boca (respiraciones terapéuticas y emocionales). Esta táctica es la forma adecuada para poder comprender como nuestro universo se renueva con cada impulso respiratorio.

Pero no solo la respiración es importantes, también es necesario prestar atención a una cuidada alimentación, a las asanas (las posturas), al mantra y a la imaginación guiada en la visualización que sostiene la intención (Sankalpa); así como a otros elementos simbólicos como inciensos, flores, fuego, etc.

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *